Muestra de especies endémicas de uso cultural

Jardín etnobotánico o la magia de la selva valdiviana

Pequeño jardín busca acercar a los usuarios la belleza y sabiduría de las plantas nativas locales

Fuente: Museo de Sitio Castillo de Niebla

Etnobotánica se define como el estudio de los usos que los distintos pueblos hacen de su vegetación. Se centra en la relación que los seres humanos establecen, en el tiempo y en diferentes ambientes, con las plantas. La labor etnobotánica se orienta en base a tres preguntas:

  1. ¿Cómo las personas ven, comprenden y utilizan su ambiente vegetal, y cómo se inscriben y cómo reconocen, nombran y clasifican sus elementos?
  2. ¿Cúal es la significación cultural de los vegetales?
  3. ¿Cuáles son los orígenes, usos, propiedades y el valor económico de éstos?

Formalmente el término fue inventado por el botánico estadounidense Herschberger en 1895, sus orígenes pueden remontarse al siglo XVIII, siendo uno de sus precursores Georg Everard Rumph quien estudió la botánica de Indonesia.

"Jardín Mágico, Cultivando Saberes Lafkenche Inchiñ", fue posible gracias a las mujeres socias de Kelu Kuyen Lafken, quienes se dedican a la elaboración de productos naturales con recursos del territorio, a través de un Proyecto de Financiamiento de Iniciativas Culturales Comunitarias, del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, donde desarrollaron un trabajo de intercambio de conocimiento y revitalización de las sabidurías locales en torno al Reino Plantae y Fungi, para construir un jardín en diseño de geometría sagrada reintroduciendo especies nativas. Es una iniciativa que tiene por finalidad acercar al público del museo de sitio conocimientos sobre plantas nativas locales, de uso cultural, que pueden estar presentes dentro del relato museográfico, o son de significación para el territorio.

Agrupadas en usos medicinales, alimenticios, tintóreos, para artesanía y mágicos, se seleccionaron especies vegetales endémicas y nativas propias de la selva valdiviana, varias de ellas especies amenazadas, identificándolas botánicamente.

Se plantaron en lugares estratégicos del monumento, cumpliendo una función de contención frente a derrumbes del talud de los acantilados que rodean el castillo, en especial hacia el muro este o muro de Garland, generando áreas de sombra frente al gran foso externo y cubriendo la pandereta colindante a la iglesia de San Antonio, junto al sector de baños públicos, en jardín vertical para ornamento, elaborado en geometría sagrada con elementos iconográficos que aluden al wirin (escritura) del tejido en witral o telar mapuche. Así, está presenta wangülen, el lucero, la chacana, la estrella wenülfe y la añumka o símbolo de las plantas medicinales.

Junto a la construcción material de este jardín, se realizaron talleres de cosmética natural, de preparación de suelo con microorganismos eficientes, cocina de recolección y cocina con hongos, además de efectuarse un trawün (reunión ampliada) y trafkintün (intercambio) de plantas y semillas nativas, todos con una amplia participación comunitaria.

La presencia de algunas especies permite relacionarlas a prácticas culturales, vigentes e históricas, innovando en conservación preventiva, mostrando plantas de uso tradicional, tanto alimenticio como en arte textil, ligándola con temas de identidad, cultura y puesta en valor de tecnologías no agresivas con el medio. Así, el chupón, Greigia sp., afirma la tierra evitando su derrumbre, entrega un fruto comestible y sus hojas se trabajan como fibra textil, como en la elaboración de la pilwa y wilal de los maniquís que representan a la pareja lafquenche en la Sala 1 de la exhibición permanente. En el caso de otra especie, el michay, Berberis darwinii, no sólo da una flor y fruto comestibles, sino que es conocido para teñir de amarillo, el mismo amarillo que da color al trariwe del maniquí que representa a la mujer lafkenche. El palo negro, Leptocarpha rivularis, es un potente anticancerígeno y antitumoral, usado también para tratamiento coayudante de diabetes.

A continuación se presenta una muestra de especies vegetales reconocibles en el sitio, identificadas con su nombre vernáculo y científico.

Recursos adicionales

Chilco chilote

Chilco chilote

Fuchsia magellanica var. eburnea Pisano

Chilco blanco en botón

Chilco blanco en botón

Fuchsia magellanica var. molinae

Taique

Taique

Desfontainia spinosa Ruiz & Pav.

Llaupangue

Llaupangue

Francoa sonchifolia Cav.

Palo negro

Palo negro

Leptocarpha rivularis DC.

Botellita

Botellita

Mitraria coccinea Cav.

Lahue

Lahue

Herbertia lahue (Mol.)

Huarapo

Huarapo

Myrteola nummularia (Poir.) O. Berg

Foye

Foye

Drymis winteri J.R: et G. Forster

Capachito

Capachito

Calceolaria integrifolia L.

Palito negro

Palito negro

Adiantum chilense Kaulf.

Quil Quil

Quil Quil

Blechnum hastatum Kaulf

Voqui canasta

Voqui canasta

Campsidium valdivianum (Phil.) Skottsb.

Voqui pilpil

Voqui pilpil

Boquila trifoliata (DC) Decne

Mulul

Mulul

Ribes magellanicum Poir.

Doca

Doca

Carpobrotus aequilaterus (Haw.) N.E.Br.

Ulmo

Ulmo

Eucryphia cordifolia Cav.

Sabinilla

Sabinilla

Margyricarpus pinnatus (Lam.) Kuntze

Huique

Huique

Coriaria ruscifolia L.

Cola de zorro

Cola de zorro

Cortaderia selloana (Schult. & Schult.f.) Asch. & Graebn.

Tike

Tike

Aextoxicon punctatum Ruiz & Pav.

Canchalahua

Canchalahua

Centaurium cachanlahuen (Molina) B.L.Rob.

Ajo falso

Ajo falso

Nothoscordum bivalve (L.) Britton - origen norteamérica

Murta

Murta

Ugni molinae Turcz.

Materias: Antropología - Botánica
Palabras Clave: Etnobotánica - Biopatrimonio - Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio